MUJER Y FP INDUSTRIAL: MITOS Y PREJUICIOS 

layout_set_logoTradicionalmente el sector de la formación profesional industrial ha estado copado por el público masculino. Solo tres de cada diez estudiantes de FP son chicas y nos están precisamente en las ramas relacionadas con la industria, donde tan solo 1 de cada diez alumnos es chica. Según el último informe sobre La Educación en Euskadi, hecho público en Diciembre de 2014 por el Consejo Escolar de Euskadi, el alumnado femenino representa de media el 36% del total en los ciclos de grado medio y el 39,7% en grado superior. Profesiones característicamente masculinas son Instalación y Mantenimiento, Transporte y Mantenimiento de Vehículos, Electricidad y Electrónica, y Fabricación Mecánica.

En la familia de Fabricación Mecánica ellas representan el 5% del alumnado, en Electricidad y Electrónica el 3%, en Informática y Comunicaciones el 12%  y la presencia femenina es aun mas puntual en las familias de Transporte y Mantenimiento e Instalación y Mantenimiento con un 3% . 

Detrás de estos datos, probablemente se encuentren los tan interiorizados prejuicios que giran en torno a este ámbito profesional; al tratarse de un ambiente tan masculinizado el acceso tanto a los estudios como al mundo laboral se ven condicionados por una serie de mitos que la comunidad educativa y la sociedad en general tendrían que plantearse romper definitivamente.

A pesar de que la industria recalca la necesidad de una obra de mano cualificada la sociedad no termina de “des-sexualizar”  el mundo laboral a pesar de que los estudios afirman que la preparación académica suele ser mejor que la de los hombres, aun así mantienen tasas de paro y temporalidad superiores a éstos.

Cuando hablamos de prejuicios nos referimos a frases tan populares como:

  • Mis padres no verían con buenos ojos que eligiera una profesión “poco femenina”.
  • A una chica le resultaría imposible dirigir un equipo de soldadores
  • Los ambientes laborales industriales son, por lo general, machistas
  • Las chicas que trabajan en la industria resultan “poco femeninas”.
  • Las mujeres conducen mejor que los hombres pero no saben ni dónde está el motor.
  • Por lo general, para desempeñar trabajos en la industria hay que tener mucha fuerza y destreza. 
  • Por lo general a los chicos se les da mejor la mecánica y a las chicas las matemáticas.

Y un largo etcétera.

El trabajo a realizar para terminar con estos prejuicios es complejo, es mucha la tradición que existe y muchos las barreras que hay que saltar, pero lo que sí está claro es que hay que dar voz y espacio a esas chicas que en su momento decidieron estudiar los ciclos ya mencionados con el fin de que aquellos sectores más recelosos les escuchen, y dejen de lado ese desconocimiento que en muchas ocasiones paraliza y frena el incremento de mujeres en este mundo. Tal vez estas voces ayuden:

http://www.fp-alava.com/alavesas/pub/eusk/video.html

Fuentes: 

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/

Consejo Escolar de Euskadi

http://www.fp-alava.com

www.deia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s